¿Qué habilidades necesitaremos para los trabajos del futuro?

Artículo

Compartir: 

¿Por qué es importante? Dado a que los mercados, los empleos y las actividades evolucionan, serán necesarias nuevas habilidades. Por ello, las compañías deberán trabajar en colaboración con profesionales e instituciones educativas para desarrollar esas capacidades.
Ahora mismo somos testigos del inicio de la cuarta Revolución Industrial. Los avances tecnológicos y las transformaciones demográficas y socioeconómicas tendrán un impacto en la sociedad en la próxima década y generarán cambios en los modelos de negocios, en las estrategias de enseñanza y en los lugares de trabajo. Ante este panorama nos preguntamos si los profesionales, los empleados y las instituciones educativas están preparadas para enfrentar el reto de desarrollar las nuevas habilidades que exigirá el futuro.
A medida que la expansión tecnológica, la interconectividad, la colaboración y una mayor responsabilidad individual transforman nuestra forma de vivir y trabajar, organizaciones en todo el mundo tratan de predecir los posibles escenarios y desafíos de las próximas décadas.
Los estudios que presentamos a continuación sugieren algunas recomendaciones sobre las habilidades y competencias que tendrán gran demanda en el mercado laboral que está por venir. Y si bien, nadie puede predecir con certeza el futuro, algunas compañías, personas e instituciones educativas se están anticipando y preparando para las exigencias del mañana con base en las transformaciones evidenciadas en el presente.
blank
Los nuevos trabajos exigirán nuevas habilidades
Según el Foro Económico Mundial, las ocupaciones o especialidades que actualmente muestran la mayor demanda en muchos países e industrias ni siquiera existían hace cinco o incluso diez años. Además, la organización estima que el 65% de los niños que hoy ingresan a la educación primaria terminarán trabajando en empleos que aún no existen.
En efecto, el informe “Trabajos perdidos, trabajos ganados: transiciones de la fuerza de trabajo en un tiempo de automatización”, publicado en diciembre del 2017 por el McKinsey Global Institute, arrojó conclusiones similares. McKinsey pronostica que de 60 a 375 millones de personas en todo el mundo deberán hacer una transición a nuevas categorías laborales para el año 2030, según un análisis realizado en 46 países y que cubre casi el 90% del producto interno bruto global.
McKinsey estima que las actividades inherentes a todos los trabajos sufrirán un cambio. Por ello, los nuevos empleos requerirán “mayor experiencia, interacción y gestión”, así como “habilidades sociales y emocionales, y capacidades cognitivas avanzadas, tales como un alto nivel de razonamiento lógico”. En la actualidad, solo un limitado número de trabajos exige estas capacidades, por lo que desarrollar estas ‘habilidades sociales’ será todo un reto para nuestra educación, que no siempre pone mucho énfasis en esto.
Es más, podríamos afirmar que el cambio ya está aquí. Algunos datos de la plataforma LinkedIn muestran que los profesionales ‘venden’ cada vez más su manejo de esas ‘habilidades sociales’ que difícilmente pueden automatizarse.
blank
El aprendizaje permanente será la nueva norma
“Para ser exitosos en la próxima década, los trabajadores deberán demostrar capacidad para navegar en el mar de las cambiantes formas organizacionales y sus habilidades requeridas”, afirma el informe titulado “Las habilidades del futuro”, publicado por el Institute for the Future (IFTF).
De acuerdo con el estudio, los trabajadores del futuro tendrán que convertirse en aprendices de por vida, pues “se reevaluarán constantemente las habilidades necesarias en el mercado laboral y los trabajadores deberán buscar rápidamente la forma de desarrollarlas y actualizarlas”.
A su vez, el informe subraya que “los negocios también deberán estar alerta ante el cambiante panorama y adaptar sus estrategias de planificación y desarrollo para estar a la altura de las habilidades requeridas en el futuro”. Asimismo, “los profesionales estratégicos de recursos humanos deberán reevaluar  los métodos tradicionales para identificar las habilidades fundamentales al momento de seleccionar y desarrollar el talento”.
En ese contexto, los profesionales encargados del aprendizaje y el desarrollo deberán garantizar que el talento de la organización renueve constantemente las habilidades necesarias para la sostenibilidad de las metas de los negocios, lo cual probablemente requiera una estrecha colaboración con las instituciones educativas.
Sybven-jóvenes2-trabajo-futuro.img
Los estudiantes aprenderán más por su cuenta
Dado que las instituciones no siempre proveen todas las habilidades que necesitan los estudiantes y el mercado laboral, ahora, “algunos estudiantes están tomando las riendas de su educación para compensar las deficiencias del sistema educativo”. Así lo afirma un estudio del The Economist Intelligence Unit, patrocinado por Google.
Y esa parece ser la tendencia que prevalecerá en la próxima década. En efecto, el informe “El futuro del trabajo: empleos y habilidades en 2030,” publicado por la Comisión para el Empleo y las Competencias del Reino Unido (UKCES), recomienda “asumir una mayor responsabilidad personal para adquirir y actualizar constantemente aquellas habilidades y atributos que serán muy valorados en el futuro”.
El informe explora cuatro posibles escenarios del panorama de empleos y habilidades en el Reino Unido durante los próximos 12 años, y sugiere áreas claves que deben tener en mente trabajadores, empleadores, hacedores de políticas y proveedores de educación y capacitación.
Por ejemplo, se anima a los profesionales a “cambiar su esquema mental sobre la naturaleza del trabajo, pues este se orienta cada vez más a la red y no a una locación específica, y se basa más en proyectos y en el uso intensivo de la tecnología”. Además, se sugiere “ser más abierto y aprovechar nuevas y diferentes maneras de aprender, tales como el aprendizaje auto dirigido, entre pares y todas aquellas oportunidades de formación habilitadas por la tecnología”.
El UKCES sugiere también que los profesionales incluyan las oportunidades de capacitación y adquisición de habilidades en sus negociaciones contractuales con los empleadores y que se mantengan al tanto de los avances del mercado laboral”.
Sybven-jóvenes3-trabajo-futuro.img
El aprendizaje corporativo se fortalecerá
En lo que respecta a los empleadores, el UKCES recomienda asumir el liderazgo y la responsabilidad de desarrollar las habilidades necesarias para alcanzar el éxito en su negocio. En tal sentido, se recomienda establecer relaciones de colaboración con el sector educativo y de formación, para desarrollar habilidades fundamentales; con el sector industrial, para enfrentar retos claves en materia de habilidades; y con el gobierno, para crear carreras y formaciones sostenibles para jóvenes en el futuro.
Afortunadamente, las compañías ya parecen moverse en esa dirección. De hecho, la industria del aprendizaje y el desarrollo corporativo ya alcanza un valor de USD 140 mil millones, según las estimaciones de la consultora Deloitte, y esta cifra sigue creciendo.
Gracias al aprendizaje en línea y a las herramientas digitales, los programas de aprendizaje y desarrollo se han reinventado en los últimos años. Así, el factor “carreras y aprendizaje” se ha posicionado como el segundo tema más importante para los presidentes ejecutivos y los jefes de recursos humanos, solo por detrás de la “organización del futuro”.
Esta realidad indica que la necesaria compaginación entre educación y negocios es posible, y de hecho ya ha comenzado. En un mundo en el que las habilidades que antes eran muy valoradas están quedando obsoletas, las compañías se dan cuenta de que el aprendizaje, particularmente el aprendizaje en línea, es clave para el futuro éxito de los negocios. A pesar de que el aprendizaje en línea apareció hace más de 20 años, es ahora, que las compañías comienzan a reconocer los beneficios y la necesidad de crear programas en línea y mixtos para ayudar a sus trabajadores de planta y en diferentes locaciones a crecer y desarrollarse.

 

13 habilidades para el futuro

En la próxima década, las instituciones, los empleadores y los trabajadores deberán colaborar para desarrollar las principales habilidades que exigirá el mercado laboral. Esas habilidades son:
Algunas consideraciones al crear cursos en línea incluyen:
OLMS-blog-image-e-Learn-5-Considerations-sybven.img
1. Resolución de problemas Atender problemas y encontrar soluciones es una habilidad necesaria en todo el mundo y será más importante a medida que los profesionales consigan una mayor autonomía.
2. Trabajo en equipo  En un mundo cada vez más conectado, donde los trabajos se orientan cada vez más al trabajo en equipo, es vital poder interactuar de manera constructiva con personas con diferentes habilidades y puntos de vista, así como ser capaces de incorporar esas distintas perspectivas.
3. Comunicación La comunicación es un clásico, pues una comunicación efectiva, tanto oral como escrita, seguirá siendo imprescindible en los trabajos del futuro. Y eso incluye el dominio de idiomas extranjeros .
OLMS-blog-image-e-Learn-5-Considerations-sybven.im
4. Colaboración virtual La naturaleza del trabajo está cambiando. Ahora las condiciones contractuales son más fluidas, con horarios flexibles y una expansión del trabajo a distancia. Estas nuevas reglas del juego terminan ahorrando tiempo de traslado, costos y recursos, pero también exigen nuevas competencias tales como la colaboración a través de medios virtuales.
5. Liderazgo En el futuro, el liderazgo seguirá siendo una habilidad crucial, pero la demanda se inclinará hacia nuevas formas del mismo. Por ejemplo, se valorará la capacidad de gestionar una plantilla más diversa, de trabajar desde diferentes locaciones con base en proyectos y de brindar orientación y motivación al personal.
6. Resiliencia La capacidad de adaptarse a los cambios, afrontar retos y recuperarse de caídas será cada vez más necesaria en el lugar de trabajo, pues este sufre transformaciones rápidas y continuas.
 
OLMS-blog-image-e-Learn-5-Considerations-sybven.im
OLMS-blog-image-e-Learn-5-Considerations-sybven.img
7. Competencia intercultural La agilidad cultural, es decir, la capacidad de trabajar de forma efectiva en diversos escenarios. Esto requiere el manejo de idiomas y una adaptación rápida a diferentes contextos en un mundo plural e interconectado.
8. Inteligencia social La aparición de las redes sociales en la última década ha hecho surgir muchas preguntas acerca de nuestra forma de establecer y mantener relaciones. La inteligencia social será una habilidad fundamental tanto para manejar relaciones como para adaptarse a nuevos tipos de escenarios de trabajo.
9. Creación de sentido Dado a que la inteligencia artificial y los aparatos inteligentes están automatizando cada vez más las actividades, habrá una demanda creciente por el tipo de habilidades que las máquinas no pueden adquirir. Estas capacidades cognitivas de alto nivel son las que nos ayudan a alcanzar conclusiones únicas que son fundamentales para el proceso de toma de decisiones.
OLMS-blog-image-e-Learn-5-Considerations-sybven.im
10. Alfabetismo digital Nuevos tipos de medios, tecnologías y herramientas requieren que los profesionales se muevan fluidamente en estos nuevos contextos, con el fin de entender cómo recibir información para luego interpretar el mundo. Esto incluye la capacidad de aprender en cursos en línea y manejar herramientas digitales.
11. Gestión de carga cognitiva La inmensa cantidad de datos provenientes de diversas fuentes que debemos procesar  a diario ponen a prueba nuestra capacidad cognitiva de lidiar con todo de forma eficiente.  La habilidad de enfocarse, de manejar la “cultura de la interrupción” y de seguir siendo productivo en ambientes sobrecargados de información es ahora crucial.
12. Pensamiento transdisciplinario Algunos de los avances más interesantes de los últimos años se han producido en ambientes interdisciplinarios. El pensamiento transdisciplinario implica integrar campos y perspectivas o, como también explica el teórico y escritor Howard Rheingold, “hablar el lenguaje de las múltiples disciplinas”.
13. Autogestión A medida que los modelos de trabajo se hacen más fluidos y flexibles, se espera que los empleados tengan un mayor control sobre su propio desarrollo de habilidades. La autogestión y la capacidad de promover la marca personal están convirtiéndose en un aspecto vital.

OLMS-blog-image-e-Learn-5-Considerations-sybven.im
Gestores de cambio en las habilidades y trabajos del futuro
Según Ejecutivos de Recursos Humanos (CHROs) y otros ejecutivos senior de estrategia y talento de 371 empleadores líderes globales, entrevistados por el Foro Económico Mundial. Industrias – Respuestas que ubican a dichos gestores como tendencia principal.
Demográficos-y-socioeconómicos.img
Demográficos-y-socioeconómicos.img
Estrategias futuras para la fuerza de trabajo
Según algunos ejecutivos de Recursos Humanos y otros ejecutivos senior de estrategia y talento de 371 empleadores líderes globales entrevistados por el Foro Económico Mundial. Industrias – Respuestas a las estrategias de mayor relevancia.
Demográficos-y-socioeconómicos2.img
Demográficos-y-socioeconómicos2.img
¿Tu organización está preparada para el futuro?
Puesto que las iniciativas de aprendizaje y desarrollo crecen y avanzan para adaptarse a los nuevos roles y habilidades requeridos en las organizaciones de hoy, las opciones de aprendizaje en línea y mixto pueden brindar oportunidades para que equipos y futuros líderes se preparen mejor para enfrentar ese exigente escenario. Los profesionales, empleadores e instituciones educativas deben estar listos para adaptarse rápidamente a esta nueva realidad. ¿tu organización está preparada?

MÁS INSIGHT